Patrick Mahomes tiñó de oro este domingo la dinastía de los Kansas City Chiefs, que conquistaron en Las Vegas el cuarto Super Bowl de su historia y el tercero en los últimos cinco años tras doblegar por 25-22 a los San Francisco 49ers en la prórroga tras una remontada épica.

Mahomes le dio a los Chiefs el segundo Super Bowl consecutivo, en lo que es el primer ‘doblete’ desde que lo consiguieran los New England Patriots en 2004 y 2005.

Una vez más, Mahomes sacó su mejor versión en el momento de máxima necesidad de su equipo, que envió el partido del Allegiant Stadium a la prórroga con un gol de campo de Harrison Butker y que se coronó cuando ya no tenía margen de error, con un pase de TD de su estelar ‘quarterback’ a Mecole Hardman.

Sigue forjando una carrera de leyenda Mahomes, que dirigió 17 veces unas remontadas de diez o más puntos de los Chiefs. Con apenas 28 años ya luce tres Super Bowl en su carrera y ya colocó su nombre en el Olimpo de la NFL.

Mahomes acabó su partido con 333 yardas lanzadas (34 de 46 en pases), dos pases de anotación, por una interceptación. También brilló por tierra, con 66 yardas recorridas. Fue casi anulado en la primera mitad por la feroz defensa de los 49ers, pero acabó teniendo la última palabra.

No anotó ‘touchdowns’ Kelce, pero creció en la segunda parte del partido y acabó con nueve recepciones para 66 yardas.

Para los 49ers fue una nueva dura derrota. Los californianos no ganan un Super Bowl desde 1995 y cayeron por segunda vez en cuatro años ante los Chiefs.

Brock Purdy acabó con 255 yardas lanzadas (22 de 38 en pases) y dio un pase de anotación a Jauan Jennings. El propio Jennings conectó el otro pase de ‘TD’ de la noche de los49ers.

El otro ‘TD’ de los 49ers lo anotó Christian McCaffrey, el jugador ofensivo del año, quien sumó 80 yardas con 22 carreras y otras ocho recepciones para 80 yardas. Su equipo, no obstante, no logró coronar su sueño en Las Vegas.



Source link

Por oviedo