Ni siquiera habló de los 2.600 metros de altitud de Bogotá. Mucho menos del frío o la cancha (que estaba perfecta). No se escudó en una típica excusa ni en una rebuscada, Arturo Reyes simplemente admitió lo evidente, lo que todo el mundo vio en el estadio Metropolitano de Techo o en televisión: Junior jugó mal colectiva e individualmente y la sacó barata en su derrota 2-0 ante Fortaleza, el domingo anterior en la sexta jornada de la Liga I.   

No se puso a tapar el sol con una mano. Reyes reconoció que el adversario fue superior ante un ‘Tiburón’ que no dio pie con bola. No defendió ni atacó. Todo, absolutamente todo, lo hizo pésimo.  

“Junior fue superado por un Fortaleza que encontró la apertura del marcador muy rápido. No nos repusimos de ese golpe. Nosotros nunca nos encontramos, sobre todo en el primer tiempo. En el segundo tratamos de reaccionar, pero nos faltó muchísimo más”, expresó Reyes en la rueda de prensa posterior al partido.

“Los controles se nos iban largos, las distancias no las tomábamos como tenía que ser”, agregó el timonel.

El samario constantemente resaltó la labor desplegada por el rival y no individualizó responsabilidades ni fue duro ante el flojo rendimiento de sus dirigidos, pero siempre aceptó, generalizando, que la presentación estuvo por debajo de las expectativas.

“Yo creo que Junior no se vio bien en ningún sector, en izquierda, en la derecha, arriba, abajo, no estuvimos bien, fue un mal juego nuestro, pero lo principal es que nosotros, el cuerpo técnico y los jugadores que salieron al campo y que están ahí en el camerino, saben lo que pasó y cómo se sienten, y saben que tenemos una gran responsabilidad de aquí en adelante”, comentó el DT.

En su explicación sobre la elección de un onceno con un solo jugador de los que venía siendo riguroso titular (Didier Moreno), Reyes manifestó:

“La nómina que jugó la fecha anterior contra Pasto llevaba tres partidos seguidos, prácticamente con un solo cambio entre partido y partido. El grupo sintió el desgaste, sobre todo en ese primer tiempo contra Pasto. Nosotros consideramos que con la nómina que tiene Junior podíamos darles posibilidades a jugadores que están entrenando, que están esperando su oportunidad. Yo creo que la nómina que sacó Junior para jugar contra Fortaleza era una buena nómina, pero nos encontramos con un buen rival, que hizo las cosas bastante bien”, aseguró.

“Las cosas no salieron. Nada nos salió bien hoy”, añadió.

Ya pensando a futuro en lo que debe mejorar el equipo cuando encare los juegos a domicilio, en los cuales han asomado mucho más sus falencias, Arturo Reyes afirmó que necesita hallar variantes.

“La enseñanza es que nosotros en condición de visitante, sobre todo en la altura, tendremos que buscar alternativas, plantear cosas diferentes”.

El próximo partido de Junior será ante Deportes Tolima, el domingo en el estadio Metropolitano, a partir de las 8:20 p.m., en la séptima jornada de la Liga I.

“Tenemos una semana para prepararlo. La idea es que podamos tener a los jugadores que nos muestren en estos días que están listos para jugar un partido tan importante”, puntualizó.





Source link

Por oviedo