El día 3 de enero del 2022 sorprendidas han quedado las autoridades norteamericanas, tras detectar un sumergible en aguas del océano atlántico al cual, tras un largo operativo de persecución, lograron dar captura e incautación de la carga.

Durante más de una semana y tras detectar la presencia del navío, miembros de la marina norteamericana utilizando varias fragatas y diversas unidades de guardacostas, incluidas unidades aéreas persiguieron la embarcación presentando dificultades tras perder en varias ocasiones el rastro del navío.

La moderna narco embarcación evadió en varias ocasiones con éxito el cerco de las autoridades, ya que según se informa esta estaba dotada de modernas tecnologías militares no solo de navegación si no de ocultación, lo cual hace evidente el avance de estas organizaciones al margen de la ley, las cuales ostentan las capacidades económicas, estratégicas, y logísticas para llevar a cabo estas grandes operaciones delictivas de alta complejidad tecnológica a nivel internacional.

Como resultado se dio la captura de la tripulación conformada por 4 ocupantes, la incautación del sumergible y la carga, la cual estaba conformada por 4 toneladas de clorhidrato de cocaína, procedente de Colombia y embarcada en Venezuela, con destino a países europeos. También se pudo establecer el afianzamiento de un nuevo corredor delictivo en aguas del océano atlántico.

Autoridades internacionales han detectado al menos siete rutas para el tráfico de drogas entre Colombia, Centroamérica, México y Estados Unidos, la mayoría de ellas por el océano pacífico, ahora el océano atlántico pareciera consolidarse como el nuevo corredor del narcotráfico especialmente enfocado en el mercado europeo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here