Sábado, 21 de Agosto de 2021

Los cinco capturados también construyeron ecohoteles en la zona y vendían paquetes turismo de manera ilegal

En el marco de la Operación Artemisa, la Policía Nacional a través de la Dirección de Carabineros de la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, realizó cuatro órdenes de registro y allanamiento, logrando la captura de cuatro personas por orden judicial y una en flagrancia, por los delitos de invasión de áreas de especial importancia ecológica, daño a los recursos naturales y concierto para delinquir.

La investigación judicial tomó dos años, en los cuales se realizaron entrevistas, inspecciones judiciales, solicitudes de información a entidades públicas, interrogatorios y declaraciones juramentadas, que permitieron a la Fiscalía 40 especializada de Protección a los Recursos Naturales y Medio Ambiente de Bogotá, solicitar las órdenes de registro y allanamiento que se hicieron efectivas en las veredas Caño Indio y Cachivera del municipio de La Macarena, allí se capturaron cinco personas las cuales conformaban el Grupo Delincuencial Organizado denominado ꞌLos Taladoresꞌ dedicado al acaparamiento de tierras y la tala indiscriminada de bosques en zona de especial importancia ecológica.

Por medio de las labores investigativas se pudo determinar que esta organización criminal, logró deforestar 800 hectáreas pertenecientes al Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena, destruyendo los ecosistemas caracterizados por selvas húmedas y vegetación de sábana amazónica, hogar de especies como el oso hormiguero, jaguares, monos, más de 500 especies de aves y 100 de reptiles, entre otros. En esta zona se construyeron cinco ecohoteles de manera ilegal, afectando gravemente la biodiversidad de esta zona, incluido el río Caño Cristales, conocido también como el ꞌRío más hermoso de Colombiaꞌ, el cual está protegido por la legislación nacional y el Plan de Ordenamiento Ecoturístico, diseñado entre otras cosas para contrarrestar el impacto ambiental que genera la actividad turística en este afluente hídrico.

Los servicios de estos ecohoteles se ofrecían por medio WhatsApp, redes sociales y páginas web a turistas nacionales, llegando incluso a atraer el interés de viajeros de otros países, como por ejemplo, Estados Unidos, Alemania, Perú y Ecuador. Se estima que durante el año se recibían cerca de 800 huéspedes, los cuales pagaban servicios que tenían tarifas entre los 50 mil y 100 mil pesos. Para llegar a la Serranía de la Macarena los turistas viajaban vía aérea desde Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga y utilizaban la ciudad de Villavicencio como escala para finalmente llegar en avioneta al Parque Natural Serranía de la Macarena

Además, se logró establecer que las tierras acaparadas también eran utilizadas para la práctica de ganadería bovina extensiva, encontrando más de mil reses en esta zona, las cuales eran explotadas sin el cumplimiento de los requisitos legales y ambientales exigidos por la ley. Esta práctica irregular desencadenaba en la modificación nociva del suelo, no solo por la tala de árboles, sino también por la degradación ocasionada por el pisoteo del ganado, que inherentemente compromete los demás ecosistemas de la zona.

Los capturados fueron dejados a disposición de la autoridad competente por los delitos Invasión de áreas de especial importancia ecológica, Daño a los recursos naturales y Concierto para delinquir, consagrados en el Código Penal Colombiano, así mismo, las investigaciones continúan para dar con la individualización y captura de ciudadanos extranjeros, quienes según datos preliminares habrían financiado la construcción de los ecohoteles. Es importante mencionar que estos inmuebles serán sometidos a un proceso administrativo sancionatorio por parte de la autoridad ambiental de la región, mientras avanzan las investigaciones.

La Dirección de Carabineros y Seguridad Rural continuará adelantando operativos para la protección de los recursos naturales y activos estratégicos del país, en aras de garantizar la seguridad ambiental y el aprovechamiento sostenible de nuestra biodiversidad.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here