Las autoridades tuvieron que intervenir ingresando al avión, de la aerolínea Wingo, una vez aterrizó al aeropuerto Bonilla Aragón, de Cali, para detener al presunto criminal cuando se disponía a abandonar el avión.

De acuerdo a lo relatado por los pasajeros del vuelo, fueron momentos de tensa calma los que se vivieron luego de que el capitán de la aeronave diera aviso a todos los tripulantes de un hurto.

«Nos dejó bastante sorprendido a todos, porque no solamente hay que lidiar con los hurtos en los autobuses y en las calles de Colombia, sino también ahora en los aviones”, dijo Leandro Villaquirán, uno de los pasajeros a RCN Radio.



Source link

Por oviedo