Desde su exilio Juanita denunció públicamente la labor de sus dos hermanos en la dirección del Gobierno cubano y colaboró, incluso, con la CIA, bajo el alias de Donna, en los planes para derrocarlos, según ella misma confesó hace unos años.

Juanita nunca más regresó a su país de origen ni cuando su hermano Fidel falleció en 2016. Ella lamentó su muerte por  lo que el rumor de que se dirigía a la isla para las honras fúnebres del líder de la Revolución Cubana cobró peso. Juanita lo desmintió.

“Ante los malsanos rumores de que me dirigía a Cuba para los funerales, quiero aclarar que en ningún momento he regresado a la isla, ni tengo planes de hacerlo. He luchado al lado de este exilio, brazo con brazo en las etapas más activas e intensas en décadas pasadas, y respeto los sentimientos de cada quien”, le dijo a El Nuevo Herald.



Source link

Por oviedo