Rocha desarrolló su carrera diplomática durante un cuarto de siglo, sirviendo bajo administraciones tanto demócratas como republicanas, mayormente en América Latina durante la Guerra Fría, un período caracterizado por políticas y acciones militares estadounidenses en ocasiones severas.

Entre sus cargos diplomáticos se incluye un periodo en la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, durante un tiempo en el cual Washington carecía de relaciones diplomáticas plenas con el gobierno comunista de Fidel Castro.

Fue el principal diplomático estadounidense en Argentina entre 1997 y 2000, en una época en la que un programa de estabilización monetaria apoyado por Estados Unidos colapsaba debido a la enorme deuda externa y al estancamiento económico, desencadenando una crisis política que llevó a cinco presidentes en dos semanas.



Source link

Por oviedo