En sus más de 15 largos años en los que satisfizo su apetito sexual su patrón era el mismo, accedía carnalmente solo de cadáveres de mujeres y niñas entre los 9 y 100 años.

Estos aberrantes casos quedaron documentados en fotografías y vídeos en las que el mismo condenado registraba sus abusos. Fueron hallados durante un registro de su vivienda en el condado inglés de East Sussex.

Los más de 100 cuerpos sin vida de los que abusó le valieron la cadena perpetua que le fue impuesta en su país en el 2021.



Source link

Por oviedo