Esto luego de conocer que el joven pertenece a la iglesia satánica de Anton LaVey y estarían exigiéndole el cumplimiento de las reglas, entre esas, cortarse su cabello como los demás miembros de la institución.

Dicho requisito, según Rueda, estaría en contra de sus creencias, de su identidad sexual y considera que su cabello juego un papel fundamental. Ante la situación, el representante del auxiliar, Nicolás Calderón, quien pertenece a la Asociación de Ateos de Bogotá, se pronunció sobre el caso en una entrevista con Caracol Radio.



Source link

Por oviedo